¿Qué es la Episiotomía?

¿Qué es la episiotomía? ¿Se realiza en todos los partos? ¿Me traerá complicaciones durante el post parto? Estas y muchas otras preguntas seguramente te haces a medida que se acerca el momento de dar a luz.

¿Qué es la episiotomía? ¿Se realiza en todos los partos? ¿Me traerá complicaciones durante el post parto? Estas y muchas otras preguntas seguramente te haces a medida que se acerca el momento de dar a luz. No tienes de qué preocuparte, es un procedimiento normal que si el médico lo considera necesario a la hora del trabajo de parto lo hará.

Tal vez tú te preguntes, como tantas otras mujeres, cómo es posible que tu bebé pueda pasar por un conducto tan pequeño como tu vagina. La respuesta tiene que ver con lo maravilloso que es el cuerpo humano y los sabios mecanismos de la naturaleza.

En el momento del parto los tejidos de tu vagina se dilatarán naturalmente para dar lugar a que tu bebé nazca. Además, tu médico tomará precauciones para que no tengas ningún desgarro producido por la fuerza que tu bebé realiza al salir.

Sin embargo, algunas veces estos procedimientos no son suficientes por lo que se toma la decisión de realizar una episiotomía.

¿Qué es la episiotomía?

La episiotomía es un pequeño corte en la parte inferior de la vagina llamada periné, que se realiza durante el parto para evitar que se produzca un desgarro en esta zona, lo que podría traerte algunos inconvenientes e incomodidad luego del parto.

¿Cuándo es necesaria una episiotomía?

Esto se realiza en el caso de que no tengas una suficiente dilatación o de que tu bebé deba nacer antes de que se termine esta fase del parto. Este pequeñísimo corte se realiza utilizando anestesia local y luego del parto tu médico realizará unos poquitos puntos para suturarlo y ayudar en su cicatrización.

Como muchas otras cosas en la medicina, se ha pasado por épocas en las que esto se realizaba en todos los partos, a momentos como el actual en el que sólo se realiza si es necesario para prevenir desgarros mayores.

Te puede interesar

El rol del obstetra en un parto en casa

El obstetra es el que aporta en este momento su saber médico y técnico así como también sus dones de equilibrio y paciencia.

El obstetra es el que aporta en este momento su saber médico y técnico así como también sus dones de equilibrio y paciencia. El ginecobstetra trabaja en equipo junto con la partera. Se podría decir que su trabajo consiste en entender la fisiología del parto para saber actuar oportunamente cuando se produce un desvío.

¿Cómo atiende el obstetra el parto en casa?

El obstetra llega al domicilio convocado por la futura mamá o, en la mayoría de las veces, por la partera que le indica que el trabajo de parto ya se encuentra avanzado.

El médico trae un instrumental mínimo para la atención, para suturar un desgarro, si se produce, hacer una episiotomía si hay que hacerla, un aparato pequeño de monitorización electrónica portátil, tubos de oxígeno. El resto de los materiales necesarios ya están en la casa, comprados por los mismos padres por indicación del médico.

El médico que asiste a un parto en casa está atento a toda posible complicación mientras acompaña a la mujer desde otro lugar de contención, que implica un compromiso emocional y serio.

Aquellas futuras mamás que eligen el parto en casa señalan que su elección no busca negar los avances de la tecnología sino su uso indiscriminado. Quieren que las asista un médico, pero uno que acepte y acompañe sus elecciones para el parto.

Te puede interesar