10 razones para dejar de fumar en el embarazo - Huggies

Los sentimientos de culpa durante la gestación llevan a la madre a fumar a escondidas, lo que provoca sentimientos de malestar y soledad que únicamente se solucionan cuando se supera la dependencia al cigarrillo

Los sentimientos de culpa durante la gestación llevan a la madre a fumar a escondidas y caer en el tabaquismo en el embarazo, lo que provoca sentimientos de malestar y soledad que únicamente se solucionan cuando se supera la dependencia al cigarrillo.

  • Tendrás menos riesgo de sufrir complicaciones durante el embarazo, como aborto o parto prematuro.
  • Protegerás a tu bebé de sustancias tóxicas y cancerígenas que pueden perjudicar su crecimiento.
  • Tu hijo tendrá menos probabilidades de nacer con bajo peso.
  • Tendrás más leche para amamantarlo porque el tabaco reduce la producción de la hormona prolactina que es necesaria para la producción de leche.
  • La leche estará libre de las sustancias tóxicas del humo que pueden dañar la salud de tu bebé durante muchos años.
  • Ayudarás a prevenir la muerte súbita del lactante, que afecta con mayor frecuencia a los bebés de padres fumadores.
  • Tu hijo tendrá menos riesgo de padecer asma y otros problemas respiratorios durante la infancia.
  • Tu hijo tendrá menos riesgo de tener trastornos de conducta y problemas en la escuela.
  • Contribuirás a que el tabaquismo no sea considerado algo normal haciendo menos probable que tu hijo fume cuando sea grande.
  • Disminuirás tu riesgo de morir por infarto o cáncer a temprana edad y podrás disfrutar de tu hijo durante muchos años.

Te puede interesar

La vacunación en el embarazo

Para proteger a la futura mamá y a su hijo en camino, es importante aplicar las vacunas necesarias fuera del primer trimestre de embarazo. Sin embargo, hay vacunas, como la de la influenza, que pueden aplicarse en cualquier periodo de la gestación.

Para proteger a la futura mamá y a su hijo en camino, es importante aplicar las vacunas necesarias fuera del primer trimestre de embarazo. Sin embargo, hay vacunas, como la de la influenza, que pueden aplicarse en cualquier periodo de la gestación. Infórmate sobre la vacunación en el embarazo que debes seguir.

La inmunidad de la madre se transmite al bebé durante la gestación. Esta protección materna resguardará al recién nacido hasta que pueda recibir sus primeras vacunas. Por esta razón, es muy importante que la mujer revise su calendario de vacunas para evaluar con su médico cuáles son las recomendaciones que deberá seguir antes, durante y después del embarazo.

Vacunación en el embarazo

  • El beneficio de vacunar a las mujeres embarazadas normalmente sobrepasa el riesgo potencial cuando se dan las siguientes condiciones:
  • Las probabilidades de exposición a una enfermedad son altas
  • La infección implicaría un riesgo para la madre o para el feto

Durante la gestación, y de acuerdo a la indicación del obstetra, se recomienda aplicar las siguientes vacunas:

  • Vacuna contra la hepatitis A y B: si la embarazada tiene alto riesgo de contraer la enfermedad.
  • Vacuna antigripal trivalente inactivada
  • Antimeningocóccica polisacárida y conjugada: sólo si la embarazada presenta algún riesgo.
  • Tétanos / difteria
  • Vacuna triple bacteriana acelular contra tétanos, difteria y pertussis: sólo si la embarazada presenta alto riesgo.

Asimismo, hay otras enfermedades prevenibles por vacunación que pueden ser poco frecuentes en tu lugar de residencia, pero que son comunes en otras regiones. Por este motivo, si piensas hacer un viaje internacional, no dejes de consultar sobre las vacunas recomendadas según sea el destino.

También, es importante saber la opinión de tu médico si trabajas en instalaciones relacionadas a la salud, o tienes ciertas enfermedades crónicas como diabetes, hipertensión o afecciones cardiovasculares.

 

Te puede interesar