Cambio cultural: más embarazos múltiples

Los números han ido variando en las últimas décadas y la cantidad de partos múltiples aumentó drásticamente en los últimos 15 años, porque a los factores naturales que predisponen a una mujer a este tipo de embarazos se sumaron con mucha relevancia factores culturales y tecnológicos.

El incremento de embarazos y partos de mellizos tiene una razón biológica fundamental: el aumento de la edad promedio de las futuras mamás. En la actualidad, las mujeres con frecuencia postergan la maternidad para una edad más avanzada.

Además de que la sociedad prioriza en la juventud el logro de objetivos académicos, profesionales y económicos, pesa también la creencia de que mayor edad también supone más madurez y estabilidad, y en definitiva una mejor preparación para la crianza de los hijos. 

El porcentaje actual de embarazos de mujeres de más de 30 años, que desde una perspectiva histórica y biológica son embarazos tardíos, aumenta las posibilidades de embarazos múltiples. La tercera parte de los mellizos son hijos de madres mayores de 30 años.

Te puede interesar

Efectos de las drogas en el embarazo

Los efectos de las drogas dependen de la intensidad y el tiempo de consumo, y su relación con el embarazo. Pero siempre son perjudiciales, tanto las que son permitidas como las que no.

Los efectos de las drogas en el embarazo dependen de la intensidad y el tiempo de consumo, y su relación con el embarazo. Pero siempre son perjudiciales, tanto las que son permitidas como las que no.

Con respecto a las drogas permitidas, su consumo debe ser suspendido incluso de ser posible antes del embarazo. Las xantinas, café, mate, etc., consumidas en cantidades moderadas a grandes, producirían un bajo peso al nacer y mayores riesgos de parto pretérmino. El tabaco provoca alteraciones en el embarazo, sobre todo bajo peso al nacer, parto pretérmino y complicaciones del parto.

Razones para evitar las drogas en el embarazo

El alcohol se debe suspender por los riesgos de malformaciones de variada entidad y cuantía, de aborto, de complicaciones en el embarazo y en el parto. El alcohol es el principal teratógeno (generador de malformaciones) conocido.

La marihuana, uno de cuyos productos atraviesa la barrera de la placenta y por lo tanto llega al feto, ha demostrado provocar alteraciones del desarrollo psicoafectivo, aunque otros efectos posibles no han sido confirmados.

La cocaína produce retardo intelectual, malformaciones de distintos tipos y síndrome de abstinencia de cocaína al recién nacido. Además, el feto es expuesto a las sustancias por la vasodilatación, es decir, por el ensanchamiento de los vasos sanguíneos y el consecuente aumento de la presión intravascular.

El uso de pasta base ha demostrado efectos adversos en el período embrionario y en el embarazo, pero en nuestro medio no hay estudios rigurosos por el momento, dada la relativa novedad de su uso y la evaluación de sus consecuencias en el embarazo.

En resumen, el uso de drogas ilegales además de afectarte a ti puede afectar tu embarazo en todas las etapas. Éstas te exponen a conductas de riesgo en las que puedes contraer enfermedades infecciosas graves como el VIH y la Hepatitis B o C.

Te puede interesar