11 semana de embarazo: examen para detectar anticuerpos y más

En esta etapa del embarazo, el obstetra solicita análisis de sangre, orina, ecografías y exámenes para detectar anticuerpos de diversas enfermedades

En la 11 semana de embarazo el obstetra solicita análisis de sangre, orina, ecografías obstétricas y exámenes para detectar anticuerpos de diversas enfermedades.

Este momento puede ser estresante a medida que te realizas tests para conocer el estado de tu embarazo. En general, el profesional solicita análisis de sangre y orina, ecografías prenatales como: rubéolas, toxoplasmosis, VIH.

Habitualmente entre la semana 13 y 14 de embarazo se realiza el test NT Plus 11-14, un test no invasivo en donde se evalúa la anatomía embrionaria y se lleva a cabo una medición de su Translucencia Nucal por medio de una ecografía. Este estudio se basa en la determinación de una hormona placentaria en la sangre de la madre. El objetivo del test NT Plus 11-14 es detectar anomalías cromosómicas como el Síndrome de Down durante el desarrollo fetal.

Tu cuerpo en la 11 semana de embarazo:

A esta altura es importante que controles tus reservas de hierro. Este componente tiene la función de formar la hemoglobina. Se puede encontrar, por ejemplo, en los siguientes alimentos:

  • Hígado vacuno
  • Carnes rojas
  • Yema de huevo
  • Trigo
  • Germen de trigo
  • Legumbres
  • Tomate

Especialistas argumentan que al consumir un alimento rico en hierro debemos hacerlo con ácido fólico, que se encuentra en las naranjas, vegetales de hoja verde y en él espárrago. De esta forma el hierro que se ingiere se aprovecha en su totalidad. Por otra parte, continuando con la descripción de los cambios en el embarazo, encontramos que:

  • Tu útero ha crecido mucho y ocupa la pelvis por lo que ya lo puedes palpar en la región del pubis.
  • Puede que notes los senos más delicados y pesados.
  • Quizás tus emociones sean impredecibles debido a las fluctuaciones hormonales y te sientas muy cansada.
  • Tu bebé en la 11 semana de embarazo:
  • En esta etapa tu bebé ya dejó de ser llamada embrión. Mide casi 5 cm., el tamaño de una fruta pequeña y su esqueleto crece a pasos agigantados.
  • Los huesos comienzan a solidificarse, aunque todavía son de un material flexible. Sus órganos están formados y funcionan completamente.
  • El sistema nervioso del pequeño se va desarrollando y su cerebro y las terminales nerviosas se conectan mediante impulsos eléctricos.
  • Por otra parte, verás que sus dedos se han separado y empiezas a ver crecer las uñas.

Tratamos de ser lo más precisos posible sobre los cambios que se presentan en las semanas de embarazo, pero teniendo en cuenta que las tasas de crecimiento y desarrollo fetal son ocasionalmente diferentes en cada mujer, te recomendamos leer la semana de tu embarazo con un rango de una semana hacia adelante y una semana hacia atrás. Si tienes alguna duda adicional, consulta con tu médico.

Calcula las semanas de embarazo con nuestra calculadora y conoce cuándo va a nacer tu bebé:

https://huggies.com.ar/aplicaciones-para-mama/cuando-va-a-nacer-mi-bebe/

Te puede interesar

Aumento del líquido amniótico

El líquido amniótico es muy importante para el desarrollo saludable del bebé por lo que es necesario controlar que no se presente ni en menor ni en mayor cantidad.

El líquido amniótico es muy importante para el desarrollo saludable del bebé por lo que es necesario controlar que no se presente ni en menor ni en mayor cantidad.

 

Es posible que durante el embarazo haya un aumento de este al que se le denomina polihidramnio o hidramnio. Las causas que lo provocan no son muy conocidas, pero la diabetes materna puede presentar mayores riesgos.

Otros factores influyentes son la presencia de anormalidades gastrointestinales del bebé o problemas en su sistema nervioso, la vejiga o los riñones.

Síntomas del aumento del líquido amniótico

Los síntomas principales que te puede provocar son un crecimiento repentino de tu útero, contracciones y molestias abdominales en el embarazo, sin embargo estos se pueden presentar de diferentes formas en cada caso. Por este motivo la cantidad de líquido amniótico se controlará en tus chequeos prenatales a través de mediciones realizadas en las ecografías.

En la mayoría de los casos se produce durante el último periodo del embarazo regulándose por sí sólo. Sin embargo, si este ocurre en los primeros meses aumenta las probabilidades de que el útero en el embarazo se extienda demasiado, provocando un rompimiento prematuro de bolsa, partos prematuros, complicaciones con el cordón umbilical, desprendimiento de la placenta o problemas en el crecimiento del bebé.

El tratamiento se establecerá dependiendo de tu historial médico, la cantidad de líquido amniótico y la etapa del embarazo en la que estás. Puede incluir un control más frecuente de la evolución del embarazo y medicamentos para reducir la cantidad de líquido.

Te puede interesar