25 semanas de embarazo: Reforzar la comunicación en pareja

En esta etapa se reforzara el vínculo con tu pareja y con el bebé. La verdad es que tus dudas y expectativas también son las de tu par.

Durante las 25 semanas de embarazo es importante que en esta etapa se refuerce el vínculo con tu pareja y con el bebé. La verdad es que tus dudas y expectativas también son las de tu par.

Seguramente estás con la cabeza funcionando a toda máquina. No dejas de planificar cada detalle que falta para estar lista para el gran momento: la llegada de tu bebé. Sin embargo, es importante que entre tus visitas de control, las clases de preparación para el parto y las compras para el ajuar del bebé recuerdes incluir a tu pareja, por ello nada más acertado que aumentar la comunicación.

Tu cuerpo en las 25 semanas de embarazo

¿Cómo va el curso preparto? ¿Y los ejercicios? Para preparar tu cuerpo y tu mente hacia el día del parto es muy importante asistir al curso psicoprofiláctico.

Estos espacios de aprendizaje para la mujer constan de dos etapas: una fase orientada hacia lo psíquico y otra a lo físico.

Respecto al primer punto: aprendes a manejar tus miedos, ansiedades con diversas técnicas tales como terapia grupal, meditación, relajación.

El otro aspecto, no menos importante, te enseñan a preparar el cuerpo para concentrar la energía en donde debes ejercer presión para evitar dolores y desgarros.

Aprovecha lo que queda del tercer trimestre para salir e incluso para viajar, ya que aún estás en la etapa en la que si quisieras podrías, por ejemplo, volar.

Tu bebé en las 25 semanas de embarazo

Tu asombroso bebé mide ya casi 30 centímetros y pesa aproximadamente 800 gramos.

Su piel es traslúcida y arrugada.

Él te oye cuando le cantas.

Los vasos sanguíneos de sus pulmones se están formando y continúa el proceso de endurecimiento de sus huesos.

La columna vertebral va adquiriendo su compleja estructura.

Quizás ahora estés notando el patrón de movimientos de tu bebé que en general coincide con tu actividad y descanso diario.

Tratamos de ser lo más precisos posible, pero teniendo en cuenta que las tasas de crecimiento y desarrollo del embarazo son ocasionalmente diferentes en cada mujer, te recomendamos leer la semana de tu embarazo con un rango de una semana hacia adelante y una semana hacia atrás. Si tienes alguna duda adicional, consulta con tu médico.

Te puede interesar

La vacunación en el embarazo

Para proteger a la futura mamá y a su hijo en camino, es importante aplicar las vacunas necesarias fuera del primer trimestre de embarazo. Sin embargo, hay vacunas, como la de la influenza, que pueden aplicarse en cualquier periodo de la gestación.

Para proteger a la futura mamá y a su hijo en camino, es importante aplicar las vacunas necesarias fuera del primer trimestre de embarazo. Sin embargo, hay vacunas, como la de la influenza, que pueden aplicarse en cualquier periodo de la gestación. Infórmate sobre la vacunación en el embarazo que debes seguir.

La inmunidad de la madre se transmite al bebé durante la gestación. Esta protección materna resguardará al recién nacido hasta que pueda recibir sus primeras vacunas. Por esta razón, es muy importante que la mujer revise su calendario de vacunas para evaluar con su médico cuáles son las recomendaciones que deberá seguir antes, durante y después del embarazo.

Vacunación en el embarazo

  • El beneficio de vacunar a las mujeres embarazadas normalmente sobrepasa el riesgo potencial cuando se dan las siguientes condiciones:
  • Las probabilidades de exposición a una enfermedad son altas
  • La infección implicaría un riesgo para la madre o para el feto

Durante la gestación, y de acuerdo a la indicación del obstetra, se recomienda aplicar las siguientes vacunas:

  • Vacuna contra la hepatitis A y B: si la embarazada tiene alto riesgo de contraer la enfermedad.
  • Vacuna antigripal trivalente inactivada
  • Antimeningocóccica polisacárida y conjugada: sólo si la embarazada presenta algún riesgo.
  • Tétanos / difteria
  • Vacuna triple bacteriana acelular contra tétanos, difteria y pertussis: sólo si la embarazada presenta alto riesgo.

Asimismo, hay otras enfermedades prevenibles por vacunación que pueden ser poco frecuentes en tu lugar de residencia, pero que son comunes en otras regiones. Por este motivo, si piensas hacer un viaje internacional, no dejes de consultar sobre las vacunas recomendadas según sea el destino.

También, es importante saber la opinión de tu médico si trabajas en instalaciones relacionadas a la salud, o tienes ciertas enfermedades crónicas como diabetes, hipertensión o afecciones cardiovasculares.

 

Te puede interesar