28 semanas de embarazo: Siete meses

En el tercer trimestre aumentan las incomodidades provocadas por el peso extra. El consejo es pensar que todo lo que estás sintiendo forma parte de los preparativos para el

En las 28 semanas de embarazo aumentan las incomodidades provocadas por el peso extra. El consejo es pensar que todo lo que estás sintiendo forma parte de los preparativos para el encuentro con tu bebé.

Algunas embarazadas prefieren recordar los malestares del primer trimestre de embarazo para conformarse, otras echarán de menos la etapa previa. Intenta descansar lo que puedas, alimentarte muy bien y continúa yendo a las clases del curso preparto, para sacar mayor provecho de ellas.

Tu cuerpo en las 28 semanas de embarazo

Tu útero está 6 o 7 cm. por encima de tu ombligo.

Tu mal humor se  debe a las hormonas (estrógeno y progesterona).

Tienes sensaciones desagradables por el estiramiento de tus músculos abdominales.

Las contracciones de Braxton Hicks son ahora una realidad de todos los días, y esto es un signo de que todo marcha como debería. Acuérdate que son solo preparatorias para las contracciones del trabajo de parto.

Por otra parte trata de no permanecer mucho tiempo parada y duerme todo lo que puedas con las piernas sobre una almohada; ya que puede que tus piernas se comiencen a congestionar.

Tu bebé en las 28 semanas de embarazo

Tu pequeño mide aproximadamente 33 cm. y pesa alrededor de 1300 gramos.

Algunos fetos chupan sus pulgares antes del parto.

Durante esta semana, el cerebro de tu hijo estará tomando una apariencia arrugada, debido a su rápido crecimiento.

Las arrugas se llaman circunvoluciones, son normales y aumentan el área de su cerebro.

La mayoría del lanugo desapareció y puede ser que tu bebé ya tenga cabello.

Su corazón late a unos 140 latidos por minuto.

Sus períodos de vigilia son más prolongados respondiendo con movimientos contundentes a estímulos externos.

Tratamos de ser lo más precisos posible, pero teniendo en cuenta que las tasas de crecimiento y desarrollo del embarazo son ocasionalmente diferentes en cada mujer, te recomendamos leer la semana de tu embarazo con un rango de una semana hacia adelante y una semana hacia atrás. Si tienes alguna duda adicional, consulta con tu médico.

Te puede interesar

Efectos de las drogas en el embarazo

Los efectos de las drogas dependen de la intensidad y el tiempo de consumo, y su relación con el embarazo. Pero siempre son perjudiciales, tanto las que son permitidas como las que no.

Los efectos de las drogas en el embarazo dependen de la intensidad y el tiempo de consumo, y su relación con el embarazo. Pero siempre son perjudiciales, tanto las que son permitidas como las que no.

Con respecto a las drogas permitidas, su consumo debe ser suspendido incluso de ser posible antes del embarazo. Las xantinas, café, mate, etc., consumidas en cantidades moderadas a grandes, producirían un bajo peso al nacer y mayores riesgos de parto pretérmino. El tabaco provoca alteraciones en el embarazo, sobre todo bajo peso al nacer, parto pretérmino y complicaciones del parto.

Razones para evitar las drogas en el embarazo

El alcohol se debe suspender por los riesgos de malformaciones de variada entidad y cuantía, de aborto, de complicaciones en el embarazo y en el parto. El alcohol es el principal teratógeno (generador de malformaciones) conocido.

La marihuana, uno de cuyos productos atraviesa la barrera de la placenta y por lo tanto llega al feto, ha demostrado provocar alteraciones del desarrollo psicoafectivo, aunque otros efectos posibles no han sido confirmados.

La cocaína produce retardo intelectual, malformaciones de distintos tipos y síndrome de abstinencia de cocaína al recién nacido. Además, el feto es expuesto a las sustancias por la vasodilatación, es decir, por el ensanchamiento de los vasos sanguíneos y el consecuente aumento de la presión intravascular.

El uso de pasta base ha demostrado efectos adversos en el período embrionario y en el embarazo, pero en nuestro medio no hay estudios rigurosos por el momento, dada la relativa novedad de su uso y la evaluación de sus consecuencias en el embarazo.

En resumen, el uso de drogas ilegales además de afectarte a ti puede afectar tu embarazo en todas las etapas. Éstas te exponen a conductas de riesgo en las que puedes contraer enfermedades infecciosas graves como el VIH y la Hepatitis B o C.

Te puede interesar