¿Cuáles son los síntomas del embarazo?

Si te estás preguntando ¿cómo saber si estoy embarazada?, encuentra aquí una descripción precisa de las señales físicas que pueden ser síntomas de un embarazo.

Si estás buscando el embarazo y quieres estar atenta, te brindamos una descripción de estas señales físicas  y cuáles son los síntomas del embarazo que te pueden anticipar la buena nueva.
Hay algunos síntomas que son considerados típicas señales de un embarazo y que te pueden anunciar que algo en tu cuerpo ha cambiado. La mayoría de ellos son producidos por alteraciones en tus hormonas provocadas por la concepción.
• Atraso en la menstruación: es el más fácil de notar, pero este dato te va a resultar útil sólo si tus ciclos menstruales son regulares y con características normales. Además, las propias variaciones hormonales de tu cuerpo pueden afectar y hacer que no sea siempre una señal segura de embarazo.
• Aumento del sueño y la fatiga: características del primer trimestre en la mayoría de las embarazadas.
• Disminución de las cifras de presión arterial: puedes notarlo porque se puede acompañar de mareos o, eventualmente, desmayos.
• Náuseas o vómitos: en la mayoría de las embarazadas son sólo matinales, pero pueden mantenerse durante todo el día.
• Alteraciones del apetito: ya sea repulsión hacia ciertos alimentos o apetencia exagerada por otros.
• Senos más sensibles: El pezón y la areola más oscuros.
Si bien estos síntomas son señales bastante fiables, es importante que tengas en cuenta que similares cambios pueden experimentarse por alteraciones hormonales provocadas por otras situaciones. La experimentación de uno o más de estos síntomas no siempre es una garantía de embarazo.
Por otra parte, algunas mujeres quedan embarazadas y transcurren su primer trimestre sin experimentar la mayoría de estos síntomas. Por ello, siempre es recomendable realizar un test de embarazo que pueda confirmar o descartar las sospechas.

Te puede interesar

Aumento del líquido amniótico

El líquido amniótico es muy importante para el desarrollo saludable del bebé por lo que es necesario controlar que no se presente ni en menor ni en mayor cantidad.

El líquido amniótico es muy importante para el desarrollo saludable del bebé por lo que es necesario controlar que no se presente ni en menor ni en mayor cantidad.

 

Es posible que durante el embarazo haya un aumento de este al que se le denomina polihidramnio o hidramnio. Las causas que lo provocan no son muy conocidas, pero la diabetes materna puede presentar mayores riesgos.

Otros factores influyentes son la presencia de anormalidades gastrointestinales del bebé o problemas en su sistema nervioso, la vejiga o los riñones.

Síntomas del aumento del líquido amniótico

Los síntomas principales que te puede provocar son un crecimiento repentino de tu útero, contracciones y molestias abdominales en el embarazo, sin embargo estos se pueden presentar de diferentes formas en cada caso. Por este motivo la cantidad de líquido amniótico se controlará en tus chequeos prenatales a través de mediciones realizadas en las ecografías.

En la mayoría de los casos se produce durante el último periodo del embarazo regulándose por sí sólo. Sin embargo, si este ocurre en los primeros meses aumenta las probabilidades de que el útero en el embarazo se extienda demasiado, provocando un rompimiento prematuro de bolsa, partos prematuros, complicaciones con el cordón umbilical, desprendimiento de la placenta o problemas en el crecimiento del bebé.

El tratamiento se establecerá dependiendo de tu historial médico, la cantidad de líquido amniótico y la etapa del embarazo en la que estás. Puede incluir un control más frecuente de la evolución del embarazo y medicamentos para reducir la cantidad de líquido.

Te puede interesar