Juegos para animar fiestas infantiles: el cumple de 2

Juegos para animar fiestas infantiles: el cumple de 2 Planificar una serie de juegos es una buena idea para que los adultos puedan charlar y los chicos no se aburran. A esta edad ya son muy activos y demandantes, y si no los entretienen estarán pendientes de los padres para que jueguen con ellos.

Además, es recomendable que los juegos no sean competitivos. La idea es mantener a todos entretenidos en el juego, para evitar el aburrimiento y tenerlos a todos concentrados en un mismo lugar. Si algún chico no quiere participar, no se preocupen: es perfectamente normal a su edad, solo pregúntenle cada tanto si no quiere intervenir, pero sin presionarlo demasiado.

Sugerencias de juegos para esta edad:

  • El juego del paquete: un clásico de la niñez, consiste en ir retirando capas de envoltorio y descubriendo las distintas sorpresitas.
  • El juego de las estatuas: otro clásico pero más energético, incluye música para saltar y bailar y cuando se detiene la música, los niños deben congelarse como estatuas.
  • El juego del almohadón: el clásico juego de la silla, en versión para los más bajitos. También requiere música, y si tienes, en vez de almohadones puedes usar sillas para niños.
  • Simón dice (adaptado): el juego de las órdenes, pero para que los niños no se confundan, en vez de Simón utilicen el nombre de quien está animando la fiesta.

Juegos para bebés de 13 a 24 meses: bailando.

A los bebés les encantan los sonidos diferentes y la música. Además, bailar estimula el desarrollo de su coordinación y el sentido del equilibrio del bebé. ¡A bailar en familia!

Elijan distintos estilos de música y háganselos escuchar de a uno por vez.

Dejen que baile como él quiera. Cambien la música y observen cómo su bebé cambia sus movimientos para bailar al ritmo de la nueva melodía.

Incentívenlo a aplaudir y zapatear. Explíquenle que cuando la música deje de sonar, deberá sentarse.

Apaguen la música y observen cómo reacciona.

Prueben ponerle algunas canciones infantiles, que tengan una rima fácil de imitar.

Motívenlo a cantar con ustedes. De esa manera, estimularán su capacidad comunicativa y lo prepararán para el habla.

Establezcan una rutina de canciones. Pónganlas varios días seguidos y verán cómo su bebé las reconoce instantáneamente en cualquier ocasión que las escuche.