Juego y desarrollo

A través del juego, los bebés y los niños pequeños aprenden sobre sí mismos, sobre los demás y sobre el mundo que los rodea. Entender qué son las cosas y para qué sirven es lo que más llama la atención de tu hijo y también donde más se esfuerza. El juego promueve la imaginación, estimula los sentidos y crea oportunidades para el éxito. Los beneficios del juego son tan grandes que cada día debe ser un día de juego. Como padres, ustedes son los primeros y más importantes compañeros de juego de su hijo. Por eso, deben fomentar el juego a través de la interacción y proporcionando juguetes, materiales y experiencias apropiadas para el desarrollo. El juego entre los padres y los hijos incita a los bebés a explorar su entorno, aumenta la atención garantizando que los bebés no se exciten excesivamente, promueve el desarrollo del lenguaje y proporciona a los bebés un sentimiento de control sobre su entorno, necesario para fomentar la autoconfianza y el crecimiento intelectual. Además, promueve habilidades importantes para el desarrollo futuro. El tiempo de juego también es un espacio de unión importante para ustedes y su hijo.

Juego y Desarrollo – Desde el nacimiento hasta los 12 meses

Formas de estimular a tu bebé

• Ayuda a tu bebé a tomar conciencia de sus manos jugando con los dedos o dándole un masaje

• Ayuda al bebé a rodar colocando objetos que estén más allá de su alcance cuando esté acostado en el suelo

• Prepara sus piernas para caminar jugando de pie y haciendo que flexione sus piernas

• Aliéntalo a alcanzar y agarrar juguetes que le llamen la atención

• Introduce nuevos gestos en la comunicación como abrir los brazos cuando vayas a recogerlo

• Proporciónale una colección de objetos que hagan sonidos como ollas, tambores, campanas, maracas, etc.

• No te limites a los juguetes comerciales, nada es más divertido que una bolsa, papeles de colores o una caja.

• Mide el estado de ánimo de tu bebé, si está feliz y tranquilo puede ser capaz de jugar juegos más activos, pero si está cansado o inestable, puede preferir ser arrullado mientras le cantas. El tiempo de descanso también es importante

Materiales básicos de juego

Sonajeros, juguetes negros y blancos o juguetes con diseños de alto contraste, móviles, gimnasios de juego, campanas, juguetes que incorporan diferentes texturas y sonidos (los bebés confían en sus sentidos para aprender), buscadores de pies, juguetes musicales, cuadros de colores y libros, imágenes de personas y rostros, espejos (ideales para estimular el tiempo sobre la barriguita una vez que tu bebé supere los 2,5 meses), tapetes, grabaciones musicales, juguetes de causa y efecto.

Añade después de 6 meses: bloques de madera, bolas de colores, piscinas infantiles, teléfonos de juguete, animales de juguete, caminadores, juegos de exteriores y columpios.

Consulta nuestra sección de actividades para obtener instrucciones sobre cómo hacer un móvil de alto contraste para tu bebé.

Actividades para hacer con tu bebé

• Tu hijo se beneficiará de tener una amplia variedad de juguetes y cambiarlos regularmente

• Elije juguetes que tengan usos múltiples como plastilinas o bloques de madera con los que tu hijo pueda construir cosas, usarlos como un teléfono y golpearlos contra el suelo.

• Los niños pequeños aprenden mejor a través de la imitación, deja que vean cómo te involucras en diferentes actividades.

• Incluye materiales que ayuden a promover el juego imaginativo como cajas de cartón, bloques, juguetes en miniatura, etc.

• Fomenta su independencia a través de actividades como la alimentación

• Fomenta habilidades de manipulación a través de juegos con los dedos (como canciones), juegos de construcción, dibujo y actividades sencillas de arte y manualidades.

• Los niños se están volviendo cada vez más sociales. Únete a un grupo y visiten parques, vigila su juego interviniendo cuando surjan problemas

• Canten canciones y lean libros (evita demasiado tiempo frente a pantallas). Señala las imágenes mientras lees y ayuda a tu niño a nombrar objetos.

Materiales básicos de juego

Juguetes de halar y empujar, bolas de diversos tamaños, rompecabezas simples de piezas grandes y perillas de ajuste suave (para evitar que se frustren), tableros, cajas, clasificadores de forma, juguetes para apilar, papel y lápices grandes de colores para dibujar, juguetes para jugar con arena y agua como, mini palas y rastrillos, baldes, tazas de diferentes tamaños, juguetes de la vida cotidiana como, planchas, tazas de té, cortadoras de césped, carritos de compras, muñecas, coches, reproductores de CD, instrumentos musicales simples, piscinas para niños, casa de niños, gimnasios y juguetes para ejercitarse.

Este artículo fue escrito por la Dra. Cathrine Neilsen-Hewett, PhD, Consultora y Profesora, Instituto de la Primera Infancia, Universidad de Macquarie

Te puede interesar

Reflujo gastroesofágico en bebés

Hoy les contaré todo lo referente al reflujo en los bebés, motivo muy frecuente de consulta al pediatra, aunque de resolución espontánea en la gran mayoría de bebés.

El reflujo gastroesofágico (RGE) en los bebés puede ser fisiológico(o sea normal) o patológico, caso en el cual se deben realizar pruebas, recetar medicación y en algunos casos incluso realizar cirugía, aunque es poco frecuente en los bebés.

¿Qué es el reflujo?

Es cuando el contenido gástrico (leche o alimentos) retorna del estómago hacia el esófago y es expulsado ya sea por vómitos (expulsión vigorosa del contenido gástrico)  o regurgitación (cuando la leche es expulsada suavemente por la comisura labial), llamada también agrieras o agruras en algunos países.

¿Porqué se produce el reflujo en bebés?

Se produce cuando el esfínter esofágico inferior (que es el músculo entre el esófago y el estómago) no se cierra adecuadamente, generalmente por inmadurez propia de la corta edad del bebé, y al no "cerrar bien " permite que la leche retorne al esófago y sea expulsada.

 

¿Cuáles son los principales síntomas de reflujo en bebés?

  • Vómitos o regurgitaciones frecuentes.
  • Irritabilidad, sobre todo después de comer.
  • Dificultad para dormir bien.
  • Cólicos más intensos y prolongados en tiempo (hasta 3 horas).
  • Tos, sensación de ahogo, problemas respiratorios frecuentes junto con sibilancias.
  • Rechazo a la comida.
  • Pérdida de peso o problemas para ganarlo.
  • Arquear pronunciadamente la espalda tirando la cabeza hacia atrás cuando está comiendo o justo después.

¿Qué tan común es el reflujo en los bebés?

El RGE es muy común en los bebés. Tiene su pico máximo entre el primer y el cuarto mes de edad, pero tiende a resolverse aproximadamente a los seis meses, cuando el bebé inicia sus primeras papillas, su postura se vuelve más erguida y domina mejor su tronco. Pero en algunos niños, el reflujo puede perdurar hasta los 18 a 24 meses de edad.

 

¿Cuál es el tratamiento del reflujo?

Normalmente las mamás y papás acuden con preocupación porque sus bebes botan la leche. Como pediatra lo primero que hago es calmarlos y explicarles que si sus hijos vomitan o regurgitan pero suben de peso y talla de manera normal, si son bebés felices e incluso después de vomitar quieren seguir tomando leche, pueden estar tranquilos, a un bebé así lo denominamos como " el vomitador feliz" donde lo único que debemos hacer es esperar a que el esfínter madure con la edad y los vomitos se detengan. Pero si por el contrario, un bebé con reflujo no gana peso o incluso lo pierde, si es muy irritable, si presenta arqueamiento de la espalda durante o después de comer, si rechaza la leche o presenta cuadros de sibilancias (silbido en el pecho) frecuentes, se debe poner en tratamiento terapéutico cuanto antes.

 

¿Medicamentos para el reflujo en bebés?

Para el reflujo se recomiendan desde fórmulas espesadas (aún en discusión), pasando por adoptar ciertas posturas, - y en este punto quiero recalcar que los bebés antes de los seis meses siempre deben dormir boca arriba para disminuir la posibilidad de muerte súbita- también se emplea medicación como inhibidores de la bomba de protones (IBP) siendo el Omeprazol el más usado en los bebés, que actúa reduciendo la cantidad de ácido del estómago. También están los bloqueadores H2 como la Ranitidina que bloquean la producción de ácido; los procinéticos como la domperidona que ayudan a mejorar la tonicidad del esfínter esofágico para que el contenido estomacal sea vaciado con más rapidez. Y finalmente, si se han agotado todos los tratamientos médicos y el bebé aún no gana peso ni talla, además de otras complicaciones, se opta por un procedimiento quirúrgico llamado fundoplicatura.

Algunas recomendaciones para evitar o disminuir el reflujo:

  • Evitar alimentar al bebé con grandes cantidades y hacerlo en porciones más pequeñas y más frecuentes.
  • Hacer eructar al bebe después de alimentarlo.
  • Mantener al bebé en posición vertical al menos 30 minutos después de alimentarlo.
  • Consultar con el pediatra si es recomendable espesar la leche con algún cereal o cambiar a una fórmula antireflujo.

Tambien te puede interesar: ¿Cómo alimentar a un bebé con reflujo?

Mi recomendación es que siempre que un bebé vomite con cierta frecuencia hay que consultar con el pediatra, ya que aunque en la mayoría de casos el reflujo en bebés será pasajero y mejorará conforme crezca e inicie sus primeras papillas, en algunos bebés será necesario investigar otras enfermedades subyacentes y quizás remitirlo a un gastroenterólogo pediatra.

Dr. Fernando Sumalavia González

Pediatra

 

 

Te puede interesar